Carmen Montezuma, ejemplo de superación

 avatar
Julian gabriel Rojas Hernandez

El 15 de febrero de 1985 nació la panameña Carmen Montezuma, quien pertenece a la comarca Ngöbe Buglé. Proviene de una familia numerosa integrada por 11 hermanos (7 mujeres y 4 hombres).

Su madre, doña Leila Montezuma, quedó viuda, pero sacó a sus hijos adelante trabajando en el
campo con la ayuda de sus hijos mayores, cosechando granos.

Carmen, a sus 7 años, luego de la muerte de su padre Bolívar Montezuma, dejó la familia y se trasladó a Tolé en compañía de una tía, quien por razones personales no pudo tenerla con ella por mucho tiempo y fue adoptada por la familia Cedeño Samudio, quienes tenían 2 hijos, pero acogen a Carmen como una integrante más de su familia, convirtiéndose ella en la hija menor, disfrutando de todos los derechos y deberes que tiene un niño, entre ellos, la educación.

Comienza sus estudios de primaria en la escuela Natá, ubicada en el corregimiento de Quiebra de
piedra, en el distrito de Tolé y donde más tarde se graduará de Bachiller en Comercio en el año 2004.

Siguió sus estudios universitarios y obtuvo el título de Licenciada en Informática Educativa en el año 2012, aunque hoy día se desempeña como profesora de Educación Artística.

A pesar de haber nacido dentro de un pueblo originario, donde existen tradiciones como la danza El Jegui y el Caracol, ella no las adoptó, ya que creció con otras costumbres diferentes.

En el año 2020 contrajo matrimonio con Alexis Eduardo Reyes, quien fue aceptado por la familia biológica de Carmen a pesar que no pertenece a la comunidad indígena. Ella se siente agradecida y bendecida con Dios por poner en su camino un excelente ser humano de quien recibe todo el apoyo y cariño
necesario para ser una mujer feliz.

Hoy agradece a la señora Sonia Samudio, quien la orientó a reforzar los valores que debe tener una persona como parte fundamental de la vida, tanto en el ámbito formativo como personal para poder seguir los estudios, ser la profesional que es hoy en día, poder impartir sus conocimientos con sus alumnos y ayudar al prójimo como un día lo hicieron con ella. Carmen siempre recuerda con gran alegría sus raíces y los bonitos momentos que vivió con sus hermanos a orillas del río.

¿Quieres participar?

¡Inscríbete en El Torneo en Línea de Lectoescritura (TELLE) y apoya a los escritores evaluando sus crónicas!

Inscribirme

Apoya a los jovenes

¿Sabías que puedes apoyar a los jóvenes escritores con la compra de sus libros de crónicas?

Ser parte de la historia